La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

sábado, 28 de mayo de 2011

Temple/Templarios II


Temple: Alquimia. La búsqueda de la perfección


















 ¿Qué pruebas se tienen de que el Temple haya practicado la alquimia? 
La mayoría de los documentos han desaparecido, sólo quedan los libros de piedra.
.Las pistas que nos podrían llevar por una camino directo hacia las caras ocultas del Temple están cuidadosamente borradas. En el caso de los signos inscritos en el Castillo de Chinon -herméticos- son los que dan con seguridad la revelación de una iniciación. Otros hechos como los tesoros que poseía el Temple y más de una leyenda, se diluyen, para dejarnos de cara a Baphomet, con su imagen bisexual, un sol a la izquierda y un cuarto de luna creciente situada a la derecha del observador, astros que generalmente se encuentran hacia abajo.

Libros reveladores

Más tarde, estas figuras aparecieron de forma recurrente en tratados alquímicos como representación de la Gran Obra.


Hermes-Mercurio poseía una doble naturaleza: como dios de la revelación, y como espíritu del mercurio, razón por la cual fue considerado hermafrodita, como Baphomet.

El planeta Mercurio es el planeta que se encuentra más próximo al Sol, y en los textos alquímicos resulta el más emparentado con el oro. En Alquimia Hermes- Mercurio ora es un espíritu servicial, dispuesto a ayudar; ora un duende engañador, un ciervo fugitivo, que empuja al alquimista a la desesperación, por eso se expresó la idea como un diablo, aunque también fue representado como dragón, águila, león y cuervo. El hermafrodita también oculta la representación de la materia, factible de ser transformada.
Por otra parte, las siete cadenas planetarias del Castillo de Chinon, Francia, podrían relacionarse con los siete metales, que según antiguos libros de Alquimia se representaban con estos siete planetas.
Hay cientos de libros alquímicos que como auténticos tesoros están conservados en los principales museos y bibliotecas del mundo, entre ellos en la Biblioteca Nacional de Madrid y la Bibioteca de San Lorenzo del Escorial, las dos en España.


















Reglas secretas

Una de las reglas del Temple que ha podido llegar a través del tiempo advierte: "Los estatutos secretos no serán traducidos a ninguna lengua vulgar". Existía un alfabeto secreto. Y los templarios tenían prohibido -bajo serias penas- hablar de sus estatutos. Los alquimistas guardaban con igual celo los pasos a seguir para la feliz culminación de la Obra alquímica; si ofrecían algunas pautas lo hacían disfrazando los datos reales, y manteniendo en los textos un pacto tácito: oscuridad.

Otros signos

Los templarios tuvieron acceso a lejanas culturas árabes, judías y estaban cerca, muy cerca del misterioso Egipto. Culturas que la orden fue introduciendo a la par que los símbolos y enclaves de los celtas y druidas, como ya se ha visto. El Temple se mostró abierto a todas esas corrientes, pero también a sus enemigos...
"Transformaos de piedras muertas en piedras filosofales vivas." exhortaba hace cientos de años Dorn. Esta regeneración supone una preparación interior. Los templarios, sin lugar a dudas, desarrollaron en Europa una obra que bien podría llamarse alquímica.
Una última observación de Gérard de Sède acerca de Baphomet, que asoció la palabra con bapheus meté -pintor de la luna- expresión que en la Edad Media -se utilizaba para designar a los alquimistas que habían llegado a concluir la Gran Obra.


















Apuntes del cuadrado mágico
Otro símbolos como el cuadrado mágico que se puede encontrar tallado en piedra en algún monumento de la orden, puede dar la clave de su iniciación esotérica, algunos apuntes para descifrarlo no han ido mal encaminados, pero su significado integral, casi habría que adivinarlo, aunque se puede atisbar un conocimiento hermético en particular. Opera=Obra y Rotas=rueda.
Otra interpretación puede llevarnos más allá de la primera palabra del cuadrado: Sator, que bien podría referirse -como anagrama- al Santa sanctórum -lugar sagrado del Templo de Salomón-donde era guardada el Arca de la Alianza.

El laberinto

El significado del laberinto se pierde en el tiempo de los faraones, fue utilizado por los egipcios bajo las pirámides, para obstaculizar el descubrimiento de las tumbas funerarias, pero también fue representado por múltiples culturas de Oriente y Occidente.
En la antigua China, los pescadores recorrían laberintos para asegurar una buena pesca y regresar con seguridad a casa. Para otras culturas fue considerado un talismán mágico, para los orientales: muerte y renacimiento -sobre todo si se lograba encontrar la salida-.
Más tarde fue el cristianismo quien también adoptó este símbolo. La Catedral de Nuestra Señora de Chartres en Francia, empezó su construcción definitiva en 1194, y en 1205 ya existía el laberinto grabado en el pavimento, cuyas piedras originales eran azules y blancas. La Catedral fue consagrada en 1260.

Otros fundamentos de geometría sagrada lo convierten en un equilibrio de fuerzas interior; y otras interpretaciones lo identifican con el Cosmos, el Universo en una eterna espiral de crecimiento. Es además asombroso que -en el centro- del laberinto de Chartres, confluyan varias corrientes telúricas que identifican el lugar como -un enclave de poder- medido a través de la radiestesia, con una suma de altísimas energías, sobre todo en el plano psíquico y espiritual.
Además está emparentado con el laberinto mágico de Salomón, representado en múltiples manuscritos alquímicos.
En la Catedral de Chartres,todos los 22 de agosto, después del mediodía, a primeras horas de la tarde, se puede observar una curiosidad: el Sol ilumina el rosetón oeste, donde se encuentra una vidriera "La virgen Azul", donde al incidir un rayo de Sol, un rayo perpendicular que cae sobre el pavimento, indica la salida del laberinto...
La leyenda del Minotauro y el laberinto queda atrás, para sólo seguir el hilo de Ariadna, para guiar y revelar al adepto -descifrando crípticos dibujos y oscuros textos- que se puede llegar por un camino intrincado y laborioso -pero directo- a la consecución de la piedra filosofal, como probablemente hayan hecho los templarios.


Temple: La ambición. Aliada de la caída


















Las coordenadas que terminaron por tender una terrible trampa al Temple, en realidad ya se habían trazado desde los comienzos de la Orden.
El Temple desde el principio de su organización tuvo enemigos, no sólo por el estatus social que significaba pertenecer a la Orden, sino sobre todo por el poder que acumularon. El Temple particularmente en Francia constituyeron un estado dentro del estado. Felipe IV había hecho varios intentos para unificar el reino, quitando de enmedio a los templarios, que detentaban un buen número de riquezas. Estos intentos no llegaron a prosperar -entre otras razones- porque el rey acudía con frecuencia a los templarios, en demanda de préstamos en metálico.


La estrategia


Sin embargo Felipe IV no desistiría tan fácilmente de sus propósitos. La alianza con su futuro canciller Nogaret había nacido para destruir la Orden. Su primera intervención -oficial- contra ellos fue redactar unas memorias sobre la lucha que mantenían los templarios en Jerusalén, donde se hacía responsable a la Orden de su pérdida, y proponía confiscar todos sus bienes, para poder financiar otra expedición.
Mediante argucias políticas, Felipe IV logró trasladar la sede del Papa Clemente V a Francia, muerto -o mejor dicho- asesinado el Papa anterior Benedicto XI, al parecer envenenado por orden de Guillermo de Nogaret, a quien había excomulgado. Fue entonces cuando el Maestre de la Orden -autoridad máxima de los templarios- llegó cargado de oro y plata a París; cuando Felipe IV decidió acelerar la caída...
Nogaret empezó a reunir cualquier clase de pruebas, con el fin de terminar con la Orden, donde ingresó doce espías. Al mismo tiempo narraciones de distintos medios coinciden en lo siguiente: encontrándose en la cárcel y condenados a muerte, un templario expulsado y un ciudadano, decidieron inventar abominaciones contra la Orden para conseguir un indulto; quien escuchó estas acusaciones un tal Floyran llegó más tarde a París, para confiárselas a Felipe el Hermoso, quien como es de suponer las recibió sin dudar.
La última coordenada de la maldita trampa ya estaba trazada en el hermetismo, las caras ocultas de la Orden, conocimientos poco menos que habituales en Oriente. Más con el abandono de ese suelo original, los templarios tuvieron que enfrentarse, en Occidente con la ignorancia, dogmas y tabúes, con la representación de todos ellos: la Inquisición.

En manos de la Inquisición

En efecto, llegadas las acusaciones a Guillermo de París, gran inquisidor de Francia"legalmente" todo lo que restó hacer, fue darle a las autoridades civiles la orden para el arresto de los inculpados. A mediados de septiembre de 1307 Nogaret envió una orden real para detener y poner prisionera a toda la Orden y así, apoderarse de todos sus bienes muebles e inmuebles. Los mínimos detalles de esta operación se mantuvieron en sobres cerrados y sellados hasta una fecha fija. Un mes después, un fatídico -viernes 13- de octubre de 1307 se llevó a cabo " una de las operaciones policiales más extraordinarias de todos los tiempos". A la misma hora en toda Francia, fueron allanadas a la vez 3.000 casas del Temple, y todos sus miembros fueron encarcelados.                                                  Para callar y calmar al pueblo, el rey ordenó leer en todas las iglesias y en la Universidad de París, un escrito donde se acusaba a los templarios de crímenes espeluznantes contra la naturaleza, dotados de una enorme fantasía, también de adoración colectiva al demonio Baphomet.   

Se les acusó de idolatría, pero Baphomet -el ídolo pagano- pese a la efectividad de la operación policial, no apareció en ninguna casa de la Orden; pero sí la justicia divina que no se hizo esperar. El hermafrodita quedó grabado en la piedra de algunos monumentos -precisamente- donde los templarios debían hacer "los signos de reconocimiento".

                                                                      










Goya- Auto de fe (1812/1819)


Temple: Muerte y conclusiones




















En el año 1312 mediante una bula, el Papa Clemente V anuló la Orden del Temple. Su argumento: "quería apaciguar a su querido hijo el rey de Francia".
Sin embargo, la Orden en sí nunca fue declarada culpable. Jacques de Molay y otras autoridades de la Orden, se presentaron ante los legados papales y el pueblo reunido en París. Escucharon la sentencia de prisión perpetua, y se les pidió que públicamente reconocieran sus crímenes. Aunque conocían la suerte que les esperaba, declararon de viva voz que la Orden era inocente; habían mentido por miedo a la tortura y a la muerte, y esa era -su única culpabilidad-. Ese mismo día fue encendida la hoguera, después de 7 años de encarcelamiento de Jacques de Molay, y de los miembros de la Orden que no pudieron escapar o introducirse en otras órdenes, como la Orden de los Hermanos Hospitalarios.



Papa Clemens Quintus.jpg
Clemente V


Poco antes de morir se sabe que Jacques de Molay instó a sus perseguidores a presentarse .al trono de Dios- a Clemente V, antes de cuarenta días, que murió un mes más tarde, de un mal que le hostigó con terribles dolores; y a Felipe IV antes de un año, que también murió ante de que se cumpliera la predicción, con una espantosa y larga agonía...




Años más tarde la estatua de Clemente V apareció con la mano arrancada como se hacía con los parricidas. El pueblo de Francia jamás creyó estas versiones -oficiales-sobre el Temple, y en España Ramón Llul, y Dante Alighieri en Italia, proclamaron la inocencia de los templarios, aún con el riesgo que suponía enfrentarse a las condenas de la Inquisición.
Los bienes y riquezas de la Orden que -nominalmente- debían pasar a otras órdenes, fueron acaparados en su mayoría por príncipes y reyes.


Mujeres en el Temple

Según algunos documentos mencionados por Cristopher Knight existían Damas del Temple. Algunas que oficiaban de enfermeras en las batallas de Tierra Santa; otras que habitaban las múltiples encomiendas, castillos, etc. realizando labores de remiendo y confección de trajes para los caballeros, otras que cuidaban los huertos y las que elaboraban las comidas, en particular el queso... "en los ejércitos, era parte fundamental de la dieta en campaña por su facilidad de transporte y almacenaje, su larga conservación, y su valor nutritivo" Otras teorías más audaces sitúan a las Damas del Temple, en el campo de batalla, pero no existe ningún documento que lo avale.. Y aún otras más arriesgadas las sitúan en el Priorato de Sión.

Tesoros escondidos

La iglesia de Rennes-le-Château es una iglesia medieval, situada en Francia, en la región del Languedoc. Su fama empezó a difundirse a raíz de la publicación de "El enigma sagrado" de Gérard de Sède y "El Código da Vinci" de Dan Brown, aún la acrecentó más.
La historia cuenta que Bérenger Saunière, un joven prelado fue nombrado párroco de la Iglesia, dedicada a María Magdalena. Tras unos años de extrema pobreza, la suerte del párroco cambió de la noche a la mañana...Lo cierto es que en algún momento entre 1887 y 1890 Bérenger se vió obligado a hacer obras, en la desvencijada y paupérrima iglesia de Rennes-le Château. Detrás de un pilar hueco encontró unas monedas de oro, de las que dijo -a los dos obreros que realizaban las obras- que eran simples medallas de la Virgen de Lourdes, pero mandó cerrar la Iglesia y suspender las obras...
A partir de ese momento los gastos del párroco se dispararon; además de comenzar a familiarizarse con la alta sociedad de esa época, y con grupos esotéricos de sociedades secretas, pués también encontró unos documentos que ha dado lugar a muchas especulaciones, en torno al Priorato de Sión, y sus supuestos herederos: los masones.

Manzanas azules



Los templarios -tan proclives- a expresar losignos de reconocimiento en iglesias y catedrales, dejaron en una de las vidrieras de Rennes-le Château un símbolo que sólo puede observarse después del mediodía, durante el invierno, cuando un rayo de sol ilumina el vitral y forma en la pared opuesta frutos como las manzanas, varias de color rojo, pero en un momento se reflejan tres de color azul. Hasta ahora, sin saber a ciencia cierta si forman un dibujo o señalan algún lugar, se desconoce su significado. Quizás sólo quieran transmitir que hay que ir más allá del mundo conocido para descubrir -el otro- y no fiarse de las apariencias.
La noche oscura
Pero lo que llama más la atención de esta Iglesia, es el diablo, que se encuentra al traspasar la entrada,"el guardián de los secretos" curioso e inusual, no sólo porque se encuentre en el recinto de la iglesia, sino también porque se lo relaciona con el Templo de Salomón, cuidando del Arca de la Alianza.
Y una inscripción: "Este lugar es terrible" cuya cita completa se encuentra en la Biblia: "Este lugar es terrible, es la casa de Dios y la puerta de los cielos" Génesis, 28,17. Si nos ceñimos al esoterismo, quizás tan terrorífica entidad, sólo sea una manera de recordarle al iniciado, que antes de llegar a la iluminación es preciso pasar por "la noche oscura" un estado descrito en pocas ocasiones, cuando Dios abandona el alma del adepto a merced de las fuerzas malignas, donde se siente un desasosiego inmensurable. Estado que puede durar horas o días, pero que una vez superado, prepara el espíritu para recibir la luz divina, que no es exclusiva de ningún credo ni religión en particular, sino el sentimiento del Uno con el Universo.
Puede creerse que los templarios llegaron a esa iluminación -lo acredita su enorme legado- de múltiples "libros de piedra" la simbología en sus monumentos. Pero, la ignorancia no puede comprender la inteligencia -y a decir verdad- la mayoría de las veces se convierte en su peor enemiga.
orden
Muerte de Jacques de Molay + 18/3/1314 +





Copyright de los  artículos: Liliana Coma. Contacta con el autor de estos artículos para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.





No hay comentarios:

Publicar un comentario