La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

jueves, 21 de abril de 2011

Psicología/Sincronicidad IV



Schopenhauer denominó a la sincronicidad: "Conexión transversal significativa".

En varios casos recopilados por el escritor Wilhelm von Scholz, se cuenta que cierta vez una madre había fotografiado a su hijito de cuatro años en la Selva negra. Mandó a revelar la película a Estrasburgo. A causa del estallido de la guerra (1914) no pudo retirar la película y la dio por perdida. En 1916 compró en Frankfurt otra película con el fin de fotografiar a su hijita que entre tanto había nacido. Al revelar la película se comprobó una doble exposición en la misma. ¡La segunda fotografía era la que había hecho a su hijito en 1914! La vieja película, no revelada, se había mezclado de alguna manera con material virgen, saliendo de esa manera nuevamente a la venta.


  • Jung cuenta que tenía un paciente cincuentón, cuya mujer, en una ocasión, le había relatado que a la muerte de su madre y de su abuela habíanse reunido delante de las ventanas de la habitación donde reposaba el féretro gran número de pájaros. Ocurrió que el paciente de Jung, marido de la mencionada señora, ya curado de su neurosis, experimentó ciertos síntomas que Jung atribuyó a afecciones cardíacas. El psicólogo lo remitió al especialista. La mujer, luego de salir su marido hacia el médico, se angustió, pues una bandada de pájaros había descendido sobre el tejado de la casa. Su marido, cuando volvía del médico -que no pudo encontrar nada en una primera auscultación- se desplomó repentinamente en la calle y fue trasladado a su casa moribundo.



  • Cierta vez regresaba Jung a casa en tren desde la ciudad de Bolingen. Llevaba un libro en las manos, pero no podía leer, porque desde el momento que el tren se puso en marcha se le presentó la imagen de una persona ahogándose. Era el recuerdo de una desgracia ocurrida durante el servicio militar. En todo el viaje no pudo liberarse de la imagen. Eso le inquietó y pensó si no habría sucedido alguna desgracia. Arribado a la estación de destino, Jung se apeó y se dirigió a casa, todavía preocupado por ese recuerdo. En el jardín correteaban los hijos de su hermana, que entonces vivía con él. Jung preguntó si había ocurrido algo y le dijeron que Adrian, el hijo menor de su hermana se había caído al agua en el embarcadero y, como no sabía nadar, por poco se ahoga. Le había salvado su hermano mayor. Ese suceso tuvo lugar en el momento en que Jung fue invadido en el tren por los recuerdos del ahogado.




  • ¿Es casual que Rafael, el gran pintor de escenas sagradas, naciera un 6 de abril y muriera un 6 de abril y que en las dos ocasiones fuera Viernes Santo?

    Richard Horne, más conocido como Harry Horse, celebrado bromista y plagiario, escribió una obra titulada Diario de un plagiario (Diary of a Plagiarist). El libro, envejecido con técnicas rigurosas, iba firmado por un tal Drahcir Enroh, que era su verdadero nombre (Richard Horne) pero deletreado al revés. El libro, presuntamente escrito en 1846, sostenía que la Atlántida desapareció bajo el diluvio, y trataba de informar sobre dónde había ido a parar todo ese cúmulo de conocimientos que se perdió con el hundimiento del misterioso continente. Harry Horse vendió el libro a un anticuario de Edimburgo, quien lo llevó a Christie's, los conocidos subastadores, para peritar. Christie's a su vez lo remitió a un experto, quien les dijo que sí, que el libro era valioso porque estaba escrito por Richard Horne. Habían desvelado fácilmente la distorsión del nombre, pero para sorpresa de Harry Horse, resultó que en realidad existió un Richard Horne nacido en el siglo XIX y que en el mismo año de 1846 escribió un libro tituladoOrión, que "casualmente" trataba del hundimiento de la Atlántida tras el diluvio universal, existencia de la que Richard Horne, el plagiario e inventor de los diarios, no tenía la menor idea. Harry Horse se interesó entonces por tan enigmático personaje y descubrió que fue un poeta de poco éxito que escribió unos 45 libros. Consiguió algunos y, en uno de ellos, encontró la frase: "¿Qué seríamos, si nuestra alma hubiera vivido anteriormente?". No sólo Richard Horne (Harry Horse) encontró a un inesperado homónimo al tratar de colar un plagio, sino que aún se dio otra "casualidad": Diario de un plagiario fue escrito en 1983. El último libro que el primer Richard Horne escribió en vida, fue en 1883, por título: Sithron the Star-Stricken, y pretende ser un manuscrito del siglo XII descubierto bajo las ruinas del templo de Salomón. ¿Demasiadas "coincidencias"?

    En los primeros días de Enero de 1978, Rudy Rucker llamó por teléfono al famoso matemático Kurt Gödel porque deseaba visitarle de nuevo. Gödel se excusó aduciendo que se encontraba muy enfermo. A mediados del mismo mes, Rucker soñó una noche que se encontraba junto a la cama de Gödel. Sobre la colcha, frente al enfermo, se hallaba un tablero de ajedrez con las piezas en mitad de una partida. En esto, Gödel sacó una mano y arrojó el tablero de la cama. Las fichas se desparramaron por el suelo. El tablero comenzó a alargarse en un plano matemático de proporciones infinitas. Hubo un breve juego de símbolos en el aire y luego... el vacío. Una luz blanca sin matices lo inundó todo. Al día siguiente Rudy Rucker recibió la noticia de que el famoso matemático había muerto.



  • En el salmo 46, la palabra 46 es "shake". La 46º palabra desde el final del salmo contando hacia atrás es "Spear". En conjunto: Shakespeare. Cuando esta versión de la Biblia conocida como la del Rey Jacobo fue completada era el año 1610 (=35 x 46), ¡Shakespeare tenía 46 años!

    Pocos meses antes del desembarco de Normandía (6 de junio de 1944) un profesor de física llamado Leonard Sidney Dawe, que elaboraba el crucigrama del Daily Telegraph, despertó las sospechas de Scotland Yard. El servicio de seguridad británico llegó a creer que Dawe pasaba información a los alemanes en sus crucigramas. Aunque finalmente el crucigramista logró probar su inocencia, las innumerables coincidencias que fundamentaron la investigación policial resultan realmente chocantes:
    • El 2 de mayo su parrilla contenía la palabra "Utah", el nombre en clave de una de las playas donde se efectuó el desembarco.
    • El 22 de mayo aparecía "Omaha", nombre en cifra de otra de las playas escogidas.
    • El 30 de mayo la palabra que inquietó a los investigadores era "Mulberry", denominación de dos puertos artificiales que debían situarse cerca de las playas para cubrir el desembarco.
    • El 1 de junio aparecía la palabra "Neptune", nombre en clave del conjunto de las operaciones navales aliadas.
    • Finalmente el 2 de junio, a sólo cuatro días del desembarco de Normandía, el crucigrama del Daily Telegraph contenía la palabra "overlord", precisamente el nombre en clave del plan global de la invasión aliada.
    ¿Sabían ustedes que 3 de los primeros cinco presidentes de los EE.UU. murieron el mismo día del año? ¿Y que casualmente ese día fue el 4 de Julio, el día más señalado en esa nación?





    http://www.redcientifica.com/doc/doc200312237701.html











  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario