La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

domingo, 10 de julio de 2011

Nikola Tesla/El sueño roto - In memóriam 10 de julio 1856/7 de enero 1943


Nikola Tesla o el sueño roto


De cómo un físico e inventor brillante es sumido en la oscuridad por la sociedad de su época y ve truncado su sueño humanitario de iluminar gratis el mundo.

En 1856 lo que hoy constituye Croacia era todavía el Imperio Austro-Húngaro. Nikola Tesla provenía de una familia serbia, su padre cambió su profesión de militar, por la de sacerdote ortodoxo serbio. A pesar de que su madre no tenía estudios académicos, Tesla siempre la consideró la fuente de su capacidad intelectual, ya que era una mujer de una memoria brillante. El heredó una gran habilidad para los estudios, tenía una mente matemática, que no necesitaba de lápiz y papel para resolver fórmulas. Dedicaba tantas horas al estudio que sus padres temían que enfermara, cosa que ocurrió en no pocas ocasiones. A pesar de contraer malaria, pudo conseguir terminar su carrera de Ingeniería en 3 años, pero al finalizar también contrajo el cólera; y además el ejército lo llamó a sus filas. Pero, Nikola Tesla sabía que si se recuperaba debía ingresar al ejército, así que su estado físico decayó aún más. Su padre se había empeñado en que tomara los hábitos religiosos, para recomponer su maltrecha salud.


Estudios en Austria

Pero Nikola, fascinado desde pequeño con la fuerza de la naturaleza: corrientes de agua, viento y sobre todos los rayos que se desencadenaban en una tormenta, con los que se quedaba embelesado mirando, mientras la lluvia le empapaba, ya tenía decidido su destino: estudiaría ingeniería eléctrica.
Más, su padre al ver que su estado físico empeoraba, finalmente le autorizó para que siguiera estudiando, en vez de tomar los hábitos religiosos, y por medio de sus relaciones personales consiguió también librarle del ejército.

Praga y Budapest

En 1881, a la par que continuaba los estudios, sus amigos le consiguieron un trabajo en la Central Telefónica, pronto adquirió fama dentro de la empresa por sus planteamientos avanzados, pero el exceso de trabajo volvió a mermar su salud, por lo que se vio obligado a renunciar.
Una vez repuesto, consigue trabajar para la Compañía Edison, donde al poco tiempo es trasladado a Alemania. Al margen de su empleo, repartía su tiempo en dos proyectos: un motor y un generador de dos fases. Hacia 1883 consigue terminar ambos trabajos. A pesar de que todas sus elaboraciones las hacía mentalmente, sin tomar apuntes, ni hacer croquis, sus máquinas funcionaban perfectamente.
En Alemania le habían prometido una recompensa especial por su trabajo que nunca le dieron. Nikola Tesla, hombre de principios y de palabra, abandonó indignado la empresa, y decidió no mostrarles los sistemas que había creado de dos fases
.

Estados Unidos y Edison

En 1884, el gerente de Continental Edison le propone irse a Estados Unidos. Él vende sus pertenencias para pagar los billetes, y solicita a Charles Batchelor -que es también amigo- una carta de recomendación para Edison.
Después de un ajetreado viaje en barco, y de perder su dinero y sus pertenencias, llega a Nueva York con lo puesto. Se aloja momentáneamente en casa de un conocido, y decide -dada su situación- ir a ver a Edison lo antes posible.

El encuentro

Desde el primer momento Edison y Tesla se profesan una mutua antipatía. Los modos rudos de Edison y su vanidad, están muy lejos de impresionar a Tesla. Pero Nikola mantiene los buenos modales y consigue hacerse con un puesto en la empresa. Al poco tiempo empieza a destacar, y asegura a sus supervisores, poder mejorar la eficacia de las dínamos, y abaratar costes. Su jefe le promete si lo consigue una recompensa de 50.000 dólares. Trabaja en este proyecto durante meses, y cuando lo presenta y exige el dinero prometido, el supervisor le dice:"es que no entiendes el humor americano"; profundamente indignado abandona la empresa, y se hace aún más desconfiado, por la falta de palabra del americano.

Corriente alterna: principios

Las cosas se ponen difíciles, Tesla no consigue trabajo como ingeniero, seguramente por la gran influencia que tenía Edison en la sociedad de la época, entonces empieza a trabajar en las calles como obrero. Él comenta sus teorías sobre la corriente alterna, y su capataz, también en un puesto inferior a sus conocimientos, le recomienda a la Western Union Telegraph Company. Pero solo unos meses más tarde, Brown el capataz y otro amigo reúnen el dinero para formar la Compañía Eléctrica Tesla. Ahora con más libertad de horarios y movimiento, trabaja igual, sin descanso.
Construye el generador AC (corriente alterna) que tenía in mente en Europa, y a pesar de no tener planos, consigue que funcione perfectamente, así como otros inventos que empieza a desarrollar como el motor de inducción, desarrollando además de sistemas bifásicos, trifásicos, y otros de 4 y 6 fases.
En un próximo artículo se desarrollarán todos los inventos atribuidos a Nikola Tesla, su aprovechamiento en la tecnología actual, y su terrible decepción al no encontrar facilidades para los grandes proyectos que tenía para la humanidad.



Copyright del artículo: Liliana Coma. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar