La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

viernes, 22 de julio de 2011

EE.UU./ La deuda



‎30 hechos sobre la deuda de EE. UU. y por qué se puede convertir en el principio del fin:El presidente de EE. UU. Barack Obama y los republicanos están próximos a un acuerdo para elevar el tope de la deuda nacional. Hasta ahora, la cuestión del aumento constante del techo de endeudamiento era algo rutinario, pero en la actualidad el problema y sus posibles consecuencias adquieren tintes apocalípticos.

Varios analistas han elaborado una lista de hechos que testifica contra la economía de EE. UU. y confirma la posibilidad del impago técnico y como consecuencia la renuncia al dólar estadounidense como divisa principal de muchas reservas del mundo:

1. Ahora la deuda nacional del país es de unos 14,3 billones de dólares.

2. Hace 30 años el índice era 14 veces menor.

3. El primer billón de dólares en deuda se acumuló en EE. UU. desde el período de la presidencia de George Washington (1789-1797) hasta la presidencia de Ronald Reagan (1981-1989).

4. Desde entonces y hasta hoy el país ha aumentado la deuda nacional otros 13 billones de dólares.

5. Más de un tercio de la deuda total del planeta pertenece a los Estados Unidos.

6. Si se divide la deuda nacional entre el número de hogares estadounidenses, resulta que cada familia tiene una deuda de 125.000 dólares.

7. Durante el período 2007-2010 el PIB creció un 4,26% y la deuda nacional un 61%.



8. La deuda soberana de EE. UU. aumenta cuatro millones de dólares diarios.

9. Cada minuto el país toma préstamos por valor de dos millones de dólares.

10. La deuda total de las compañías hipotecarias más grandes del país (Fannie Mae, Freddie Mac, Sallie Mae) ha crecido desde 3.2 billones a 6,4 billones en 2011.

11. Los servicios no prestados por las autoridades en el marco del programa nacional de Seguridad Social y Medicare (seguro médico subsidiado para ancianos) alcanzan los 60-100 millones de dólares.

12. Por el momento, Estados Unidos pide prestado de 41 centavos por cada dólar que gasta.

13. Los empleados del Gobierno federal recibieron 447.000 millones en concepto de salarios en 2010

14. EE. UU. gasta miles de millones de dólares en investigaciones inútiles o innecesarias para el Estado, por ejemplo, se asignaron 500 millones a un programa para resolver el problema de los niños de cinco años que no pueden "mantener la calma" en el parvulario.

15. Los bombardeos de Libia le costaron a EE. UU. unos 600 millones de dólares solo en la primera semana de guerra.

16. Un día de guerra en Afganistán cuesta más de lo que se invirtió en la construcción del Pentágono.



17. Más de la mitad (59%) de los estadounidenses recibe algún pago por parte del Gobierno federal.

18. Los subsidios sociales que reciben en este momento las familias estadounidenses superan los impuestos que pagan.

19. En 1950, los impuestos corporativos reprsentaban el 30% de los ingresos del presupuesto; en 2009 solo el 6,6%.

20. La deuda soberana estadounidense lleva más de 54 años aumentando.

21. El FMI prevé que la deuda nacional de EE. UU. se eleve al 400% del PIB en 2050.

22. En 2010 Estados Unidos asignaron 413.000 millones de dólares en pagos de intereses sobre su deuda nacional.

23. Aproximadamente uno de cada cuatro dólares prestados se destina al pago de intereses de la deuda.

24. Incluso si las tasas de interés subieran mínimamente, el interés de la deuda nacional aumentaría dramáticamente.

25. Si la deuda de EE. UU. se dividiera en billetes de cinco dólares y se pusieran uno sobre otro, esta pila tendría una altura de tres cuartas partes la distancia de la Tierra a la Luna.




26. Si se hiciera una cinta de un billón de billetes de diez dólares, se podría envolver la Tierra más de 380 veces, y esto no utilizaría toda la deuda nacional de EE. UU.

27. Si Bill Gates donara todo lo que posee al Estado, sería posible cubrir el déficit presupuestario del país solo durante 15 días.

28. Si una persona gastase un millón de dólares anuales en el período transcurrido desde el nacimiento de Jesucristo hasta el día de hoy, el gasto será 500 veces menos de un billón de dólares. La deuda de EE. UU. excede los 14 billones. Y este año va a solicitar un préstamo de otro billón de dólares.

29. Si se gastase un dólar cada segundo, harían falta 31.000 años para gastar un billón de dólares.

30. Si Estados Unidos empezara a pagar su deuda en proporción de un dólar cada segundo, ajustaría sus cuentas dentro de 440.000 años.

Cuatro puntos en los que un "default" de EE.UU. lo puede afectar a usted>http://www.bbc.co.uk/mundo/not​icias/2011/07/110720_eeuu_deud​a_consecuencias_cch.shtml

Para el FMI "el contagio podría ser amplio" EEUU y la UE al borde de la quiebra ¿Nacen los Estados Unidos de Europa?>http://www.iarnoticias.com/201​1/secciones/europa/0019_nacen_​eeuu_de_europa_21jul2011.html

La eurozona en cumbre extraordinaria para salvar a Grecia>http://www.radiomundial.com.ve​/yvke/noticia.php?496163

Parlamento Europeo; lo que nos cuentan y sus verdaderas intenciones>http://es.sott.net/articles/sh​ow/7967-Parlamento-Europeo-lo-​que-nos-cuentan-y-sus-verdader​as-intenciones

Obama to add 20,000 troops to US streets in the event of Civil unrest>http://www.youtube.com/watch?v​=xhSj5X3sL_g

URGENT: IT'S GOING DOWN IN EUROPE!!!>http://mediajackhammer.wordpre​ss.com/2011/07/21/economic-d-d​ay-for-the-euro/

Credit Default Swap y otras mierdas financieras explicadas para lerdos>http://musicayvino.com/?q=node​%2F1611

------------------------------------------------------


taringa.net

Cuando la austeridad falla
Por Paul Krugman


TRIBUNA: La crisis del euro PAUL KRUGMAN

24/05/2011

A menudo me quejo, con razón, sobre el estado del debate económico en Estados Unidos. Y la irresponsabilidad de algunos políticos -como los republicanos que afirman que el impago de la deuda de Estados Unidos no sería gran cosa- da miedo.

Grecia, Irlanda y Portugal no pueden y no pagarán todas sus deudas, aunque España podría arreglárselas

Pero al menos en EE UU los fanáticos del dolor, aquellos que sostienen que subir los tipos de interés y recortar el gasto público ante el desempleo masivo mejorará de alguna manera las cosas en lugar de empeorarlas, se topan con alguna resistencia de la Reserva Federal y del Gobierno de Obama. 
En Europa, por el contrario, los fanáticos del dolor han estado al mando más de un año, insistiendo en que el dinero prudente y el equilibrio presupuestario son la respuesta a todos los problemas. Detrás de esta insistencia ha habido fantasías económicas, en particular la creencia en el hada de la confianza, es decir, la creencia en que recortar el gasto en realidad va a crear puestos de trabajo, porque la austeridad fiscal mejorará la confianza del sector privado.

Por desgracia, el hada de la confianza sigue negándose a hacer acto de presencia. Y la disputa sobre cómo manejar la incómoda realidad amenaza con convertir a Europa en el epicentro de una nueva crisis financiera.
Tras la creación del euro en 1999, los países europeos que habían sido considerados de riesgo, y que por ello se topaban con límites a la cantidad que podían pedir prestada, comenzaron a experimentar enormes entradas de capital. Después de todo, pensaron aparentemente los inversores, Grecia / Portugal / Irlanda / España eran miembros de una unión monetaria europea, así que ¿qué podía salir mal? 

La respuesta a esa pregunta es ahora, por supuesto, dolorosamente evidente. El Gobierno de Grecia, al verse a sí mismo capaz de endeudarse a tipos ligeramente superiores a los de Alemania, asumió demasiada deuda. Los Gobiernos de Irlanda y España no lo hicieron (Portugal está en un punto intermedio), pero sus bancos sí, y cuando la burbuja estalló, los contribuyentes se encontraron atrapados por las deudas bancarias. El problema se agravó por el hecho de que el auge de 1999 a 2007 dejó los precios y los costes en los países deudores lejos de los de sus vecinos.

¿Qué hacer? Los líderes europeos ofrecen préstamos de emergencia a las naciones en crisis, pero solo a cambio de promesas de imponer programas de austeridad salvaje, principalmente con enormes recortes de gastos. Las objeciones acerca de que estos programas se autodestruyen -no solo causan un gran daño directo, sino que también podrían, por el empeoramiento de la crisis económica, reducir los ingresos- se descartaron por las buenas. La austeridad en realidad sería expansiva, se afirmó, ya que mejoraría la confianza.
Nadie hizo tan suya la doctrina de la austeridad expansiva que Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo (BCE). Bajo su dirección, el banco comenzó a predicar la austeridad como un elixir económico universal que debe imponerse inmediatamente en todas partes, incluso en países como Reino Unido y Estados Unidos que todavía tienen un desempleo elevado y no se enfrentan a presión alguna de los mercados financieros. 

Pero como he dicho, el hada de la confianza no se ha presentado. Los países europeos con problemas de deuda están, como deberíamos haber esperado, sufriendo un mayor deterioro económico gracias a los programas de austeridad, y la confianza se está hundiendo en vez de aumentar. Ahora está claro que Grecia, Irlanda y Portugal no pueden y no pagarán sus deudas en su totalidad, aunque España podría arreglárselas para aguantar. 

Siendo realistas, pues, Europa tiene que prepararse para algún tipo de reducción de la deuda, que implique una combinación de ayuda de las economías más fuertes y quitas aplicadas a los acreedores privados, que tendrán que aceptar menos que el reembolso total. El realismo, sin embargo, parece andar escaso. 


Por un lado, Alemania está adoptando una posición dura contra nada que se parezca a una ayuda a sus vecinos con problemas, a pesar de que una motivación importante para el actual programa de rescate fue el intento de proteger a los bancos alemanes de las pérdidas. 

Por otro lado, el BCE está actuando como si estuviera decidido a provocar una crisis financiera. Ha empezado a subir los tipos de interés, a pesar de la terrible situación de muchas economías europeas. Y los funcionarios del Banco Central Europeo han advertido contra cualquier forma de reestructuración que alivie la deuda. De hecho, la semana pasada un miembro del consejo de gobierno sugirió que incluso una leve reestructuración de los bonos griegos haría que el BCE dejase de aceptar esos bonos como garantía de los préstamos a los bancos griegos. Esto equivalía a una declaración de que si Grecia busca aliviar su deuda, el BCE desenchufaría el sistema bancario griego, que depende de manera crucial de sus préstamos.
Si los bancos griegos se derrumban, eso bien podría obligar a Grecia a salir de la zona euro, y es muy fácil ver cómo podría empezar un dominó financiero en gran parte de Europa. Entonces, ¿en qué está pensando el BCE? (Banco Central Europeo) 

Intuyo que simplemente no está dispuesto a afrontar el fracaso de sus fantasías. Y si esto suena muy estúpido, bueno, ¿quién dijo que la sabiduría gobierna el mundo?

Paul Krugman es profesor de economía en Princeton 
y premio Nobel de 2008.



http://www.elpais.com/articulo/economia/austeridad/falla/elpepieco/20110524elpepieco_1/Tes

Paul Krugman at the German National Library in Frankfurt.jpg
wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario