La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

Como nos afecta el campo magnético de la Tierra




biologia-2.galeon.com

EFECTOS DEL CAMPO MAGNÉTICO DE LA TIERRA. 



El campo magnético terrestre es algo que suele pasar desapercibido en nuestro quehacer cotidiano salvo en ocasiones especiales, pero también es cierto que el propio campo geomagnético se ha reducido considerablemente en los últimos años, la mediciones del campo magnético de la Tierra se iniciaron en 1845 y desde entonces los estudios apuntan a una reducción de un  10% en los últimos 160 años, y un 5% en los últimos 10 años, este debilitamiento es más acusado en unas regiones que otras, lo que hace a la zona debilitada más vulnerable a las radiaciones cósmicas nocivas. Las anomalías del campo geomagnético suelen dar en las latitudes polares y al sur de Sudáfrica, la llamada anomalía subatlántica.
Muchos son los animales que pueden sentir y utilizar el campo geomagnético terrestre, y que por lo tanto pueden verse afectados por estas alteraciones, pero no sólo los animales parecen verse afectados, los humanos probablemente también lo sean, pues se ha comprobado que los tres periodos en que el campo magnético llega a su cúspide, de Marzo a Mayo, en Julio y en Octubre, coinciden con los máximos de suicidios en el norte de Rusia en la ciudad de Kirovs, como hemos apuntado las latitudes más polares sufren mayores anomalías. 
Es cierto que los últimos estudios relacionan la salud con el geomagnetismo, en los periodos de tormentas geomagnéticas aumenta el índice de depresión y suicidio, lo que deja claro es que la inestabilidad del campo magnético parece restar equilibrio psíquico al ser humano. 

Algo que probablemente tenga también su importancia es el desplazamiento del polo norte magnético, pues en 1970 se desplazaba a una velocidad de 10km al año, y actualmente lo hace a más de 40 km al año, esto probablemente tenga relación con el núcleo de la Tierra, pero lo más preocupante es que los últimos estudios apuntan a que dentro de 2000 años el campo magnético será 0 y se iniciará la inversión de los polos que puede durar incluso miles de años. Al parecer en el pasado en estos espacios de tiempo en el que se invierten los polos se ha dado un mayor número de extinción de especies de lo que seria habitual, si bien también es cierto que ha permitido la evolución de otras, en el caso del hombre, en la última inversión del campo geomagnético que tuvo lugar en el Plioceno se extinguieron el Autralopithecus  y el Homo Habilis, por lo que, hay que pensar que estas inversiones influyen en nuestra evolución, sin duda, el cambio de los polos puede ser suponer un cambio en nuestra y otras especies.  
Otra cuestión a tener en cuenta es que las inversiones magnéticas de los polos no siguen un ciclo regular, si bien el periodo medio entre cada inversión puede situarse en torno a los 700.000 años, como ya hemos indicado estamos en un momento cercano a la inversión magnética (dentro de unos 2000 años), pero algo muy importante es la velocidad a la que se desplaza el polo magnético norte desde Canadá  a Alaska y la disminución del  mismo, hace al más de 100 años el campo tenía una fuerza de 4,5 Gaus a los 1,5 Gaus de la actualidad, sin duda estos variaciones se están realizando de forma muy rápida.
Aunque el polo norte magnético está actualmente situado a una distancia de 1.800 km del polo norte geográfico sigue siéndonos útil para orientarnos, lo mismo hacen muchos animales, utilizar los polos magnéticos como puntos de referencia para orientarse y conocer su posición. Los últimos estudios demuestran que el campo geomagnético sirve de radas a los murciélagos, son varias las especies en que se ha encontrado material magnético biomineralizado, (magnetita), tanto en insectos como es el caso de de la abeja “Apis Mellifera” como en algunos mamíferos. Quizá esta sea una de las causas por las que ballenas y delfines se acercan a las costas y quedan atrapados en las playas, pues parece que esto coincide en los lugares donde se produce una perturbación geomagnética.
 El hecho que el campo geomagnético sea de gran importancia en los seres vivos lo podemos encontrar en la Tortuga Boba, que desde luego no es boba pues es capaz de estar varios años en el océano atlántico, llegar a las islas Canarias, y después volver exactamente a la playa donde nació, es esto se le llama “sentido del mapa”, podríamos decir que tienen un sexto sentido capaz de percibir el campo magnético y así poder orientarse. Lo mismo ocurre con las mariposas monarcas capaces de viajar 3.000 kms desde el sur de Canadá hasta México.

En lo que respecta a los seres humanos se han hecho diversas pruebas, en las que se deja a un grupo de personas en un lugar desconocido, y a varias se les coloca  potentes imanes en la cabeza, dándose como resultado que las personas sin imanes mayoritariamente fueron incapaces de hacerlo, sin duda, lo imanes interferían en la detección del campo magnético terrestre, esto nos lleva a pensar que todos llevamos una especie de brújula en nuestro interior. La evolución ha hecho que cada especie se quede con lo que más utiliza o necesita, los seres humanos, por ejemplo, vamos cada vez perdiendo más el sentido del olfato. 
Ahora bien, sabemos que el magnetismo ejerce un efecto muy saludable sobre nuestro cuerpo y reactiva nuestra fuerza psíquica, el descenso de la intensidad del campo geomagnético seguramente nos afecta disminuyendo nuestro potencial psíquico y debilita un punto de referencia, por otra parte ese punto es cambiante y tiende a la inversión, esto hace que dicha referencia sea muy débil, y si bien es cierto que en la vida actual no parece necesaria dicha referencia para la consecución de nuestros logros, es posible que a nivel psíquico dicha referencia sea importante y sea un elemento más que nos permita encontrar un sentido más trascendental a nuestra existencia, es muy probable que este tipo de referencias sean señales captadas por nuestro subconsciente  que sirven de ayuda a la hora de encontrar el  sentido de nuestra vida, sin duda es un punto que detectamos con nuestra brújula interior y que indica una posición espacial, si ese punto desaparece es algo menos que detectamos y con ello aumentamos las posibilidades de desorientarnos.  
Las anomalías magnéticas pueden ser un  problema, pues no sólo coinciden en los lugares en que algunas ballenas y delfines se quedan envarados en las costas, sino también en los lugares donde aumenta el índice de suicidios, esto nos lleva a pensar que tiene un efecto notable en la psique de los seres vivos, por otra parte, la intensidad del campo geomagnético ha descendido de 4 Gaus a 1,5 Gaus en los últimos años, y esto tampoco parece ser bueno para nuestra salud psíquica, la pregunta que nos podemos hacer es en el aumento de las enfermedades mentales, la depresión y el estrés tiene que ver el debilitamiento del campo magnético, y si es así que podemos hacer, quizá el biomagnetismo sea una ayuda, y probablemente el vivir en lugares geomagnético estables sea otra. Lo que si parece quedar claro es que a medida que el campo geomagnético se debilita el potencial psíquico de los seres vivos también lo hace, y con ello no sólo el estado de ánimo es más bajo, sino también más difícil el desarrollo espiritual al contar con menos recursos psíquicos. 

La pérdida o debilitamiento de este valor de referencia magnético pese a ser espacial, puede llevar al individuo a buscar valores de referencia más claros, más materiales y evidentes, la posesión y el poder, el ser humano precisa de seguridad y para ello el sujeto debe desarrollarse en un marco conocido.



La materialidad de la sociedad actual impregna a todo lo espiritual, tanto en las técnicas, los conocimientos como las acciones, parece ser que el dinero y el poder que este otorga sustituye a otros valores, la acción desinteresada hoy prácticamente es inexistente, las acciones y conductas pueden aparentar desinterés, pues las técnicas de engaño en general, así como la publicidad son muy sofisticadas,  pero siempre esconden un beneficio material o un reconocimiento personal, el materialismo parece ser que se impone sutilmente a la espiritualidad, y este fenómeno parece que va tomando mayor fuerza a partir de la década de los 90, cuando precisamente la reducción del campo geomagnético es más intensa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario