La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

viernes, 26 de agosto de 2011

Guillaume Apollinaire + René Magritte + Giorgio de Chirico









 





Poeta, novelista y ensayista francés ,
 nacido en Roma en 1880. (26/8/)
Hijo natural del príncipe italiano
 Francesco Flugi d'Aspermont, 
quien lo abandonó desde muy pequeño,
 se trasladó con su madre a  Mónaco
 recibiendo allí la educación primaria.
A los diecinueve años se radicó en Paris 
donde inició una fulgurante carrera literaria.
 Fue columnista en "Mercure de France" 
en 1903  fundó "La revue inmoraliste"
 Amigo de importantes escritores
 y pintores de la época, fue gran impulsor
 del cubismo y el surrealismo,
 aportando obras  célebres como"Caligramas",
  "Alcoholes" y "Zona"  que influyeron
 notablemente en las generaciones posteriores.
Obtuvo la nacionalidad francesa y se alistó 
como voluntario en la primera guerra mundial.
 En 1916 fue herido de gravedad,
 falleciendo dos años más tarde cuando aún
 no se recuperaba de sus heridas. ©

http://amediavoz.com/apollinaire.htm

-Falleció en París el 9/11/1918-



René Magritte - El espejo falso


Retrato premonitorio de Giorgio de Chirico -
 Premonitorio porque en 1916 durante la I Guerra 
Mundial Apollinaire fue herido de gravedad
 por un disparo en el lado izquierdo de la cabeza,
 (como en el cuadro)
<1914>
http://www.oceansbridge.com


-
Guillaume Apollinaire

Fotografía

Tu sonrisa me atrae como
Me atraería una flor

Fotografía tú eres el hongo oscuro
De la selva
Que es su belleza
Los blancos ahí están
Claro de luna
En un jardín pacífico
Lleno de aguas vivas y de jardineros endiablados

Fotografía tú eres el humo del ardor
Que es su belleza
Y hay en ti
Fotografía
Lánguidos tonos
Donde se oye
Una melopea

Fotografía tú eres la sombra
Del Sol
Que es su belleza.


Versión de L. S

Sombra

De nuevo estáis aquí a mi lado
Recuerdos de mis compañeros muertos

 en la guerra
La oliva del tiempo
Recuerdos que no sois más que uno solo
Como cien pieles que no forman más 

que un manto
Como esos miles de heridas que no son más 

que un artículo de periódico
Apariencia impalpable y sombría 

que has apresado
La forma cambiante de mi sombra
Un indio al acecho durante la eternidad
Sombra te arrastras junto a mí
Pero ya no me oyes
No conocerás más los hermosos poemas

 que canto
mientras yo te oigo aún te veo
Destino
Sombra múltiple que el sol te guarde
A ti que me amas lo suficiente para 

no abandonarme nunca
Y que danzas al sol sin levantar polvo
Sombra tinta del sol
Escritura de mi vida
Arcón de penas
Un dios que se humilla


Versión de L.S.







4 comentarios:

  1. Guillaume Apollinaire es un personaje interesante si no tenemos en cuenta su movimiento. Más allá de sus caligramas, tiene poemas profundos, bellos y con verdades susurradas. El romanticismo del poema Fotografía incluso lo humaniza, ¿no crees?
    Magritte, sin embargo, aun con obras sugerentes (n'est pas une pipe o key to the fields) no termina de gustarme.

    Un saludo,
    Marc V.

    ResponderEliminar
  2. Marc: Tus mensajes siempre trasmiten conocimiento, aunque no compartamos
    al 100 % todos los conceptos.
    A mí me apasiona el surrealismo, y me encanta Magritte, pero estoy contigo -lo más evidente-
    como con una pipa perfectamente pintada es también, uno de los cuadros que menos me gusta. Pero -creo-entender el mensaje: No nos quedemos con la 1º visión de las cosas, aprendamos a leer entre líneas. Respecto a Apollinaire, también requiere una 2ª lectura, escudriñar un poco más en su obra. Me quedo con una frase lúcida -aún hoy día- de Guillaume Apollinaire: "Va siendo hora de volver a encender las estrellas" Saludos Marc

    ResponderEliminar
  3. Uno de los tantos antecedentes del surrealismo -y creo que este sí es veraz y oportuno- es el libro "Los cantos de Maldoror", del Conde de Lautreamont. ¿Lo conoces? Existe una imagen de los cantos, surrealista, que ilustra perfectamente la serie inmensa de posibilidades que, sí intelectualmente, sí literariamente, sí artísitcamente, puede contener el surrealismo. Te animo a que le eches un vistazo.
    Por otro lado: a mí me gusta mucho el escritor francés Jean Cocteau: la novela "Los niños terribles" es atroz; sus películas cinematográficas son una bestialidad. Y, pensando en él, recuerdo una entrevista que Soler Serrano le hizo a Dalí -también recomendable- en que el ampurdanés dice (casi literalmente): "una vez estaba con Cocteau en el Prado. Los periodistas le preguntaron qué salvaría en caso de incendio del museo. Cocteau respondío: "yo salvaría el fuego". Entonces, tal y como supuse, me hicieron a mí la pregunta. Yo ya tenía pensada la respuesta... Pero simulé que reflexionaba un poco y dije: "Yo salvaría el aire. Y, específicamente, el aire que rodea el cuadro de Las Meninas". Entonces -afirma Dalí- Cocteau cogió dos pajitas, se las puso bajo la nariz y me hizo una reverencia.

    Y, me parece acertadísima, esa respuesta para definir el surrealismo. Salvar el aire para salvar un cuadro. Metáfora, alegoría, surrealismo...

    Un saludo, Liliana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marc: Si conozco "Los cantos de Moldoror" aunque Lautréamont, no es de mis favoritos. A Cocteau no lo he leído, prefiero obviar la literatura cruel -ya bastante terrible es el mundo-. Dalí y su genialidad, del cual creo que su supuesto egocentrismo era sólo una artimaña publicitaria. Fíjate que no quiere salvar un cuadro suyo...sino el aire que rodea a "Las Meninas" ¡genial! y su predilección por Velázquez -ya proverbial- como manifiesta en algún cuadro.Un saludo, Marc.

    ResponderEliminar