La lapicera

La lapicera
Estilográfica

Páginas vistas en total

sábado, 24 de marzo de 2012

Hoy 1º Cumpleaños- Sábado, 24 de marzo de 2012-

Así empezó:

La lapicera



"La lapicera es un nuevo espacio dedicado a múltiples intereses que han encontrado en otros sitios sólo un pequeño lugar. Nace como todo lo que empieza con muchas expectativas y pocas realidades. No por falta de confianza en los resultados, sino porque toda idea que precede a cualquier acción, conlleva un aspecto importante -no predecible- y es quizás esa realidad, la que puede depararnos sorpresas y el impulso de indagar, sin saber adónde nos va a llevar la investigación, lo que por lo menos para mí constituye "la sal de la vida".
Sois bienvenidos todos

24 de Marzo de 2011


Hoy:  51,203 visitas  ¡Mil gracias a tod@s!!








sábado, 17 de marzo de 2012

Villa de los Misterios -Pompeya-


Durante el año 79 d.C. mientras en Italia gobernaba Tito, una erupción del Vesubio dejó bajo sus cenizas las importantes ciudades romanas de Pompeya, Herculano y Stabias. al solidificarse la lava preservó el arte de aquella época de una manera extraordinaria. Y aunque no fue descubierta hasta el siglo XVIII dicha erupción del volcán dejó intacto los frescos y pinturas de la época, preservando aún los pequeños detalles de estas obras, y mostrándonos sus paredes como un libro abierto a la posteridad.

Villa de los Misterios

Se trata de una residencia lujosa y original, que se cree pudo pertenecer a un templo dedicado a rituales dedicados a Dionisio - Dios del vino -comparable al romano dios Baco- Amante de los excesos, el entusiasmo y el éxtasis, pero también considerado bienhechor por su cercanía a la agricultura y la naturaleza como protector de las cosechas. Existen múltiples pinturas en referencia a los rituales dionisíacos -muy importantes para la época -siglo I d.C. pero se desconoce con exactitud en que consistían los rituales que se le dedicaban.













En 1910, los arqueólogos que trabajaban "rescatando" de las cenizas los restos de la célebre ciudad de Pompeya, sacaron a la luz los cimientos de una antigua villa romana. Al igual que el resto de la ciudad, dicha villa había sido devorada por la furia del Vesubio, que entró en erupción en el año 79 d.C.
Poco después de su descubrimiento su fama se extendió por todo el mundo, y sus bellas pinturas adquirieron un protagonismo excepcional, y terminaron por dar nombre a la vivienda. Dichas pinturas –un fresco copia de una obra griega más antigua– ocupan las paredes de un salón de seis por nueve metros, en las que descubrimos numerosas figuras femeninas en distintas actitudes.
Desde su descubrimiento, los investigadores han interpretado la escena como una iniciación a los Misterios de Dionisio(Baco), uno de los cultos mistéricos de la antigüedad (en un post anterior ya hablé de los Misterios de Eleusis). Este sería, por tanto, el motivo de que la villa tenga ese nombre.
Lo cierto es que resulta difícil no sentirse "atrapado" por el aire enigmático de dichas pinturas y hoy en día constituye uno de los principales atractivos de Pompeya a ojos de los turistas. Sin embargo, últimamente existe una polémica sobre el auténtico significado del fresco. Aunque la mayor parte de los estudiosos sigue opinando que las imágenes representan una iniciación a los Misterios, algunos autores, como Paul Veyne, se oponen a esa interpretación, y proponen otra hipótesis: las imágenes mostrarían la preparación de una joven ante su boda.
Si queréis profundizar en ambas hipótesis, os recomiendo estos dos libros: por un lado, La villa de los Misterios de Pompeya, de la filóloga y psicóloga alemana Linda Fierz-David, recientemente editado por Atalanta y en el que se defiende la teoría de la iniciación dionisíaca; en segundo lugar, Los misterios del gineceo (ed. Akal, 2003), que incluye un extenso capítulo titulado "El llamado fresco de los Misterios de Pompeya" del citado Paul Veyne, donde argumenta la visión contraria.














El tema de los cultos mistéricos de la Antigüedad es a un mismo tiempo complejo y fascinante, y en muchos casos estas prácticas iniciáticas dejaron tras de sí bellas representaciones artísticas. En próximas entradas os mostraré alguna de estas obras.

Entradas relacionadas: Los Misterios de Eleusis
Más información e imágenes:

jueves, 15 de marzo de 2012

Megalitismo de Gorafe - Granada -


















Gorafe

Infomación del municipio
Código Postal: 18890
Distancia de Granada:92 km
Nº de Habitantes:540 habitantes
Gentilicio:Gorafeños



Información turística
El principal atractivo de esta pequeña localidad son sus 198 dólmenes neolíticos diseminados en 10 necrópolis, que la convierten en la mayor concentración de túmulos prehistóricos de España. La razón de esta abundancia es que el arroyo de Gor es una depresión natural situada en un corredor geográfico muy transitado durante la Prehistoria, frontera entre los grupos tribales levantinos y los de la baja Andalucía que ocupaban esta zona en el V milenio a.C. 

Las poblaciones neolíticas que se asentaron aquí formaban una sociedad compleja, jerarquizada, y con una economía de tipo agropastoril. Vivían en casas excavadas en las laderas o en construcciones de piedra con tejados de ramas y enterraban a sus muertos en el interior de dólmenes.


Gorafe trabaja en la actualidad en la creación de un parque temático sobre megalitismo, que cuenta ya con varios itinerarios de visita a estos dólmenes, y ultima la construcción de un centro de interpretación para los visitantes. 


El municipio cuenta con numerosas casas cueva legadas por el poblado almohade de Los Algarves, del siglo XII. Además, una parte de la población vive en cuevas. Es un lugar ideal para los aficionados a la arqueología, el turismo cultural y el rural. En sus alrededores se puede practicar senderismo y rutas en bicicleta, dentro de un paraje compuesto por un cañón con multitud de cárcavas y barrancos. Ya en el núcleo urbano, el visitante puede contemplar y adquirir las obras de artesanía que se confeccionan en Gorafe con esparto y madera de olivo. 

Historia
La zona en la que se asienta Gorafe estuvo ya habitada en el Paleolítico Medio, hace entre 30.000 y 50.000 años, según certifican diversos hallazgos arqueológicos. Hace 6.000 años el valle de este municipio fue lugar de residencia para pueblos que realizaban enterramientos en dólmenes, sepulturas colectivas. Más tarde la ocuparía también la cultura argárica, como se atestigua con el poblado del Culantrillo, donde se han encontrado vasijas de cerámica y objetos de bronce. En la Edad de Hierro se instala en el poblado de Montealegre la cultura ibérica. En el siglo VIII los musulmanes ocupan la zona, dando lugar a la población actual. De esta época quedan las casas cuevas de origen almohade. El año 1451 los Reyes Católicos conquistan Gorafe y ceden la jurisdicción y renta de la localidad a don Álvaro de Bazán y Quiñones, quien será el primer señor de Gorafe. A partir de esta época, se desarrolla de manera más acentuada la agricultura y en especial los cultivos de regadío. Se convirtió en municipio independiente en el siglo XIX, ya que anteriormente iba de la mano de Gor, que fue su ayuntamiento matriz. En este siglo Gorafe recibe a inmigrantes de Almería que aumentan el censo municipal.



Gastronomía
De su gastronomía destacan los guisos, el más peculiar de Gorafe son las tarbinas. Se trata de un plato elaborado a base de harina de trigo. También hay otros platos similares como las migas y gachas, muy características del recetario del municipio. Recomendables son a su vez los embutidos de producción y elaboración artesanal. Entre las carnes más habituales en sus mesas están el cordero, choto y perdiz.


Excursiones y senderismo








jueves, 8 de marzo de 2012

Las hadas de Cottingley














 Elsie Wrigth junto a su prima Frances Griffith, niñas que vivían en Cottingley un pueblecito de Brandford (Yorkshire) dijeron que  un día de julio de 1918,  habían conseguido fotografiar unas hadas en su jardín. Al principio encontraron cierta desconfianza en la sociedad inglesa, pero el apoyo incondicional de Sir Arthur Conan Doyle, que además de escritor, era espírita -corriente muy en boga en esa época-
confirmando su veracidad, dio crédito  a esta historia durante muchos años. 
Elsie la mayor de las niñas contaba en ese momento con 16 años, su prima Frances sólo 10. Una tarde de verano, pidieron al padre de Elsie les prestara una cámara para hacer una fotografías en el arroyo del fondo del jardín de su casa. Es así que el padre les facilita una cámara Midg de placas. Poco después al intentar  revelarlas vio que tenían unas manchas blancas, al preguntar a su hija, ella aseguró que se trataba de unas hadas que estaban en el jardín. El padre se rió de la explicación de Elsie y desestimó las fotos. Al mes siguiente volvieron a hacerse con la cámara, y al querer revelarlas Arthur, dueño de la cámara comprobó que tenían las mismas manchas blancas que en el clisé. Al revelarla vio que en una de ellas se veía claramente  un duende. Convencido de que se trataba de una broma, Arthur les prohibió usar otra vez su cámara. 



Un año después Polly Wright, aficionada al ocultismo asistió a una reunión de la Sociedad Teosófica que ese día 
había organizado un debate sobre la existencia o no de las hadas...Fue durante esa reunión donde Polly comentó las fotos hechas por las niñas el verano anterior.. En un Congreso de Teosofía que se celebró poco después dichas fotografías llegaron a un miembro importante dentro de la Sociedad llamado Edward Gardner, quien finalmente se las facilitó a la prensa.También solicitó nuevos negativos de los originales, ya que no tenían una gran calidad..
 Después se interesó por las fotos el escritor Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes.  Sin embargo y a pesar de su escepticismo publicó un artículo hablando de las hadas, fue entonces cuando el tema fue "vox pópuli"
Oliver Lodge, investigador psíquico que tuvo acceso a las fotos, desconfió de la veracidad de las fotos, por un detalle: los peinados de las supuestas hadas, se parecían demasiado a los peinados que en ese momento eran de última moda en París..


Otros observadores las consideraban auténticas por el movimiento que parecían tener. Conan Doyle, al principio reticente fue a conocer a la familia Wright, después de esa reunión al encontrarse con el matrimonio  ya no tuvo dudas respecto a la autenticidad de las fotografías.


Hubo voces a favor y en contra, pero debido al apoyo del escritor y otra personalidades, la gente no sólo determinó que las fotografías eran verdaderas, sino que las dieron fehacientemente como una prueba tangible de la existencia de las hadas.


En los años 70 la discusión sobre las hadas fotografiadas volvió a surgir... Elsie Wright concedió una entrevista donde confirmaba que las fotos eran auténticas. Sin embargo, en los años 80 un periodista consiguió que las primas dijeran que había sido un montaje, con unas figuras recortables...No todo el mundo lo creyó, hubo quienes pensaron que las niñas, ya ancianas habían sido presionadas...



Todavía hay quien cree en la existencia de las hadas, como parte de un mundo invisible de los llamados elementales. Y realmente podrían pertenecer al reino de lo posible, aunque demostrarlo con seguridad mediante una cámara fotográfica sea ¡¡tarea de duendes!!!





























Fuente y fotos: tejiendoelmundo.wordpress.com